Chistes de médicos

Aunque parezca mentira en el área de la salud son muchas las ocasiones en las que ocurren hechos bastantes graciosos en los que se ven incluidos tanto los pacientes como los médicos de guardia. 

Existen diferentes tipos de médicos como por ejemplo los ginecólogos, radiólogos, cirujanos, urólogos, residentes, pediatras, forenses, psiquiatras, cardiólogos, entre otros y cada uno de ellos a diario debe atender las necesidades de cada uno de sus pacientes. 

Chistes cortos de médicos

Los chistes cortos sobre médicos reflejan la realidad que viven muchos de estos profesionales a diario, en la que deben lidiar con las ocurrencias de sus pacientes para poder tratar efectivamente los padecimientos que tengan.

Uno que va al dentista y ...
- A ver, abra la boca.
- ¡AAAHHHHhh!.
- Pero no la abra tanto...
- ¿No me tiene que meter las pinzas?.
- Sí, ¡¡pero yo me quedo fuera!!.
La enfermera le dice al médico:
- Hay un hombre invisible en la sala de espera.
Y el doctor responde:
- Dígale que en este momento no puedo verlo.
Pepita, la enfermera, atiende la llamada telefónica que se está produciendo en la consulta.
- ¿Sí, dígame?
- ¿Oiga, el doctor Mata?
- Sí señor. ¿Qué desea?
- Anular la visita.
En el hospital el médico le dice a la enfermera:
- Está bien que le tenga usted miedo al contagio, señorita, pero eso de dispararles a los pacientes el supositorio desde lejos, y con cerbatana es pasarse.
Llega un paciente a la consulta del médico, y dice:
- Doctor, tengo un problema. Nadie me hace caso.
- Que pase el siguiente

Chistes buenos de médicos

Los chistes buenos de médicos no solo harán reír a carcajadas a los médicos que los escuchen, si no que los pacientes también se sentirán identificados con algunas de estas divertidas situaciones. 

Uno que va al dentista y ...
- A ver, abra la boca.
- ¡AAAHHHHhh!.
- Pero no la abra tanto...
- ¿No me tiene que meter las pinzas?.
- Sí, ¡¡pero yo me quedo fuera!!.
Un tipo llega al doctor aquejado de un dolor en la rodilla. El galeno cuando lo examina le pregunta:
-¿Usted por casualidad toca trompeta?
-Sí doctor, ¿Por qué?
-Pues, ¡Esa es la causa del dolor!
-Pero doctor, ¿Qué tiene que ver el tocar trompeta con la rodilla?
-Yo soy el doctor y sé que es así. Así que no toque más esa trompeta si quiere sanarse.
-Está bien, usted es el que sabe, la venderé.
Cuando el paciente sale, la enfermera intrigada por el diagnóstico le dice al doctor:
-Pero doctor, en verdad no veo la relación de la trompeta con la rodilla.
-No tiene ninguna relación. Este tipo es mi vecino del piso de arriba, y me tiene aburrido con el ruido de la trompeta.


La Reina de Inglaterra estaba visitando uno de los mejores hospitales de Canadá y durante su recorrido por los pisos paso por una habitación donde un paciente se estaba masturbando.
"Oh my God!", dijo la Reina, eso es escandaloso, ¿qué significa esto?
El doctor contestó, ese hombre tiene una enfermedad grave por la cual sus testículos se llenan rápidamente de semen. Si no se masturba 5 veces al día, sus testículos explotarían y el hombre moriría instantáneamente.
"Oh lo siento mucho", dijo la Reina. En el siguiente piso pasaron por una habitación, donde una joven enfermera le estaba haciendo sexo oral a un paciente.
"Oh my God!", dijo la Reina, ¿qué pasa allí?
El doctor respondió: El mismo problema, Su Majestad, pero con mejor Plan de cobertura
médica.
Oh!!!
Un abogado desocupado paseaba por la calle y de pronto vio un llamativo aviso que decía:

CLÍNICA MILAGROSA.- Si no curamos su enfermedad, le devolvemos 10 veces su dinero.

El abogado vio una excelente oportunidad para ganar algún dinero, entró, pago la consulta (bastante costosa), y de inmediato fue recibido por un médico que le dijo:
-Buen día amigo, ¿cuál es su problema de salud?
-Doctor, deben ser mis papilas gustativas... no le siento sabor a nada de lo que como -respondió el abogado.
-No se preocupe -dijo el médico y luego se dirigió a su enfermera- Señorita por favor tráigame la compota número 323.
La enfermera obedeció y trajo un frasco y una cuchara. El médico lleno la cuchara con el contenido del frasco, le pidió al paciente que abriera la boca haciéndole tragar la cucharada.
-¿Oiga Doctor! ¿usted me acaba de hacer comer una cucharada de mierda? -protestó el abogado.
-Ciertamente era mierda, eso quiere decir que usted ya está curado; sus papilas gustativas ya funcionan correctamente -le respondió el médico acompañándolo a la puerta.
El tramposo abogado salió iracundo del consultorio pensando: "Médico "#$%*/(*#", me hizo comer mierda, pero yo me voy a desquitar muy pronto, lo juro!"
Unas semanas después volvió el abogado a la clínica, pago su consulta y de inmediato fue recibido por el médico, quien al reconocerlo lo saludo diciendo:
-Hola abogado, que lo trae de nuevo a nuestra clínica.
-No le entiendo... ¿quien es usted? ¿donde estoy? creo que estoy amnésico... perdí la memoria -dijo el abogado haciéndose "el loco".
-No se preocupe -dijo el médico y luego se dirigió a su enfermera- Señorita por favor tráigame la compota número 323.
-¿Qué? ¿compota número 323? ¿usted me va a dar mierda otra vez?
-¡Fantástico! ¡Maravilloso! ¡Otro milagro de la clínica! ¡Usted acaba de recuperar la memoria...!
-Se acabaron los excesos, a partir de ahora usted tendrá todo bien medido: la sal, la bebida, la comida y las diversiones... le dice el médico al paciente .
El paciente mira angustiado el dedal de consomé que le sirvieron como cena, la media hoja de lechuga y la uva de postre. Al terminar todo le dice a la enfermera:
-¿No me trae una estampilla, por favor?
-¿Para qué la quiere?
-Es que después de cenar me gusta leer un poco ...

Todos los chistes sobre médicos

Si conoces a un médico, no pases por alto contarle alguno de estos chistes, seguramente habrá vivido una situaciones igual o parecida, o incluso, más descabellada.

Uno que va al dentista y ...
- A ver, abra la boca.
- ¡AAAHHHHhh!.
- Pero no la abra tanto...
- ¿No me tiene que meter las pinzas?.
- Sí, ¡¡pero yo me quedo fuera!!.
- Doctor, doctor ¿qué tal mi análisis?
- Mal, le queda muy poca vida...
- ¿Cuánto tiempo me queda doctor?
- Pues yo diría que unos 10...
- ¿10?, pero 10 qué... ¿años, meses, días...?
- 9, 8, 7, 6...
Un italiano en el hospital esperando a que la mujer de a luz. Sale el médico y dice:
- Han sido quintillizos.
El italiano con cara de sorpresa dice:
- Soy un monstruo, Es que... ¡ tengo un cañon !
Y el médico le dice
- Pues a ver si lo limpia entonces, porque han salido negros.
Un hombre de 34 años va a la consulta médica y le dice al especialista:
-Doctor, estoy muy preocupado porque a esta temprana edad, he empezado a notar una acelerada disminución en mi potencia viril...
El médico le hace una serie de minuciosos exámenes y pruebas que incluyen la seducción de su hermosa enfermera, y luego le dice:
-Bien amigo, los síntomas suyos son como los de un hombre de más de 65 años que ya está agotando su capacidad sexual. Seguramente usted ha disfrutado de la vida de una manera más acelerada que el promedio normal de los hombres....
-No lo entiendo muy bien doctor... -Contesta el paciente.
-Se lo explicaré con una analogía para que me comprenda: Todos los hombres nacemos con cierta potencia que en la medida en que la vamos gastando, lógicamente va disminuyendo. Es como si naciéramos con una dotación de cohetes o fuegos artificiales, que en la medida en que los vamos lanzando para que estallen, se van agotando...
-Ya estoy entendiendo doctor, y como de que cantidad de cohetitos de esos estamos hablando?
-El promedio es de unos 12.000... ¡ah eso si! dependiendo la alimentación... -dice el médico.
El hombre hace algunas cuentas mentalmente... luego de unos minutos termina de hacer sus cálculos, y muy sonriente le dice al galeno:
-Doctor, si son 12.000, entonces no es mi caso; creo que aún me faltan muchas relaciones... mejor dicho aún me falta lanzar al aire y estallar muchos cohetes para llegar a esa cifra...
El médico lo mira por encima de las gafas y muy adusto le aclara:
-Ah... LOS QUE ESTALLAN EN LAS MANOS, TAMBIÉN CUENTAN...!
En la sala de cirugía están operando a un paciente, cuando entra el director de la clínica y grita:
-¡ESPEREN!... Detengan el trasplante que ha habido un rechazo!
-¿Un rechazo? ¿Del órgano implantado, Doctor? -pregunta le enfermera
-¡NO..! ¡Del Banco! ¡El cheque no tiene fondos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información