Chistes malos

Hay chistes malísimos, pero tan increíblemente malos que es inevitable aguantar la risa y la conmoción. Son esos chistes estúpidos que en el momento menos adecuado algún amigo lo cuenta, haciendo que nuestro cerebro rechine frente a tanta idiotez, pero de forma paradójica es imposible no reírse. 

Estos chistes super malos pero graciosos, rompen con la barrera de lo absurdo y lo aceptable, son chistes tan pésimos que jamás se ha visto una combinación similar de osadía y gracia. Para los amantes del humor imperfecto y de arruinarle el día a otros, tenemos la mejor selección de los chistes más tontos, malos e intolerables, tan malos, pero tan malos que con toda seguridad les pegan a los chistes más pequeños. 

- Doctor, doctor ¿qué tal mi análisis?
- Mal, le queda muy poca vida...
- ¿Cuánto tiempo me queda doctor?
- Pues yo diría que unos 10...
- ¿10?, pero 10 qué... ¿años, meses, días...?
- 9, 8, 7, 6...
Un italiano en el hospital esperando a que la mujer de a luz. Sale el médico y dice:
- Han sido quintillizos.
El italiano con cara de sorpresa dice:
- Soy un monstruo, Es que... ¡ tengo un cañon !
Y el médico le dice
- Pues a ver si lo limpia entonces, porque han salido negros.
- Oye Juan, ¿a tu abuela le gusta la mecánica?
- No por qué
- Entonces es que la acaba de atropellar un autobús
- Hola, quería unas zapatillas deportivas.

- ¿PUMA?

- ¡¡Venga ese cigarrito!!

Estaba Juan y Pedro trabajando de leñadores, cuando de pronto Juan se corta un brazo, rápidamente Pedro mete en una bolsa de plástico el brazo de Juan y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro va a ver a Juan y lo encuentra jugando tenis, y Pedro dice:
- ¡Vaya, que avanzada es la tecnología de hoy!
Después de unos días, Juan se reincorpora al trabajo, pero el muy tonto se corta una pierna. De nuevo Pedro mete en una bolsa de plástico la pierna de Juan, y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro lo va a visitar y lo encuentra jugando fútbol, y Pedro dice:
- ¡No cabe duda que esta tecnología es excelente!
El día siguiente Juan se reincorpora al trabajo, pero el muy tonto se corta la cabeza, rápidamente Pedro toma la cabeza de Juan, y la mete en una bolsa de plástico y lo lleva al hospital. Al siguiente día Pedro va a visitar a Juan, pero no lo encuentra por ningún lado, rápidamente Pedro le pregunta a la enfermera dónde esta su amigo Juan y ella le contesta:
- ¡Se hubiera salvado! ¡De no ser por un idiota que le metió la cabeza en una bolsa de plástico y se asfixió!
En clase la maestra pregunta a los alumnos la profesión de sus padres.
- A ver Luisito,¿Qué profesión tiene tu padre?
- Pues mi padre es bombero.
- Y tu Candelaria que profesión tienen tus padres
- Pues mi madre es enfermera.
- Y la tuya Jaimito?
- La mia es prostituta
- ¿Prostituta Jaimito? Será sustituta.
- No señorita, la sustituta es mi tía cuando ella está enferma.
En urgencias de un hospital acaban de llevar a un borracho, herido en una caida. La enfermera le limpia la herida de la cabeza con una esponja empapada en agua, cayendole una buena cantidad sobre el cuerpo del borracho.
-¿Cómo se llama usted?
-¿Yo? Cómo ustedes quieran ...
-Vamos, diga su nombre
-Ustedes sabran, ¿No me estan bautizando acaso?
Una rubia llora en la maternidad de un hospital. La enfermera le pregunta:
- ¿Por qué lloras?
- He tenido gemelos - responde sollozando la rubia.
- ¿Y qué?
- ¿Qué le diré a mi marido? ¿De dónde he sacado el otro niño?
Entra un enmascarado a un banco de esperma y le dice a la enfermera: abra la caja fuerte. Pero señor, esto es un banco de esperma!. Que abras la caja fuerte te digo. Pero..., nada de peros, ábrela. La enfermera la abrió. Toma ese frasco que esta allí y te lo tragas todo. Pero es esperma, señor. Trágatelo. ok. Y se lo trago. Coge el otro y te lo tragas, ok, se lo trago. Cuando terminó la enfermera, el enmascarado se quita la mascara. Era su marido!. Y este le dijo: ya ves como es de fácil!.
A un viejecito lo iban a operar de la prostata y la enfermera una monjita con mucho pudor le dijo que primero había que afeitarle en esas partes.
Sostuvo con cuidado la punta del pene para poderlo afeitar. Al rato y con el movimiento al afeitarlo el paciente viejito le dijo:
- Hermana ya la puede soltar que ya se mantiene sola...

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información