Chistes buenos

Si buscas chistes buenos de verdad, has llegado a la categoría correcta. Te presentamos una selección de chistes nuevos que no son buenos, ¡son buenísimos! para reírse a carcajadas por horas, no importa si estás solo o acompañado. Los chistes más actuales de esta generación se encuentran reunidos aquí, podrás disfrutar de diversas parodias de nuestra vida cotidiana, te encontrarás con situaciones descabelladas, locas, o bien, con momentos bastante comunes pero muy graciosos. 

Si te encuentras aburrido y buscas algo de clásica diversión, aquí encontrarás todas las razones que necesitas para reír (y es que dudamos que puedas evitarlo). Estos chistes son muy buenos, tan buenos que son a prueba de serios, caras largas o amargados y están diseñados para hacer reír hasta al tipo más duro.

Uno que va al dentista y ...
- A ver, abra la boca.
- ¡AAAHHHHhh!.
- Pero no la abra tanto...
- ¿No me tiene que meter las pinzas?.
- Sí, ¡¡pero yo me quedo fuera!!.
Un lechero que se está muriendo en el hospital reúne a sus dos hijos, su hija y su esposa y, rodeado por todos ellos y su enfermera, les reparte su herencia:

Dice a su hijo mayor:

- A ti, Pedro, te dejo las casas del Norte.

- A ti, hijita, te dejo todos los apartamentos de la zona Sur.

- A ti, Carlitos, por ser mi hijo menor, con un gran porvenir, te dejo las oficinas del Centro.

- Y a ti, mi querida esposa, el edificio del Barrio las Cumbres, al Oeste de la Ciudad.

La enfermera, impresionada, le dice a la esposa:

- Señora, su esposo es muy rico: les está heredando muchas propiedades!

Y la esposa, sin perder el tiempo le responde:

- ¡Qué rico ni qué ni m#~@! ¡Esas son las rutas por donde reparte la leche...!
Un hombre de 34 años va a la consulta médica y le dice al especialista:
-Doctor, estoy muy preocupado porque a esta temprana edad, he empezado a notar una acelerada disminución en mi potencia viril...
El médico le hace una serie de minuciosos exámenes y pruebas que incluyen la seducción de su hermosa enfermera, y luego le dice:
-Bien amigo, los síntomas suyos son como los de un hombre de más de 65 años que ya está agotando su capacidad sexual. Seguramente usted ha disfrutado de la vida de una manera más acelerada que el promedio normal de los hombres....
-No lo entiendo muy bien doctor... -Contesta el paciente.
-Se lo explicaré con una analogía para que me comprenda: Todos los hombres nacemos con cierta potencia que en la medida en que la vamos gastando, lógicamente va disminuyendo. Es como si naciéramos con una dotación de cohetes o fuegos artificiales, que en la medida en que los vamos lanzando para que estallen, se van agotando...
-Ya estoy entendiendo doctor, y como de que cantidad de cohetitos de esos estamos hablando?
-El promedio es de unos 12.000... ¡ah eso si! dependiendo la alimentación... -dice el médico.
El hombre hace algunas cuentas mentalmente... luego de unos minutos termina de hacer sus cálculos, y muy sonriente le dice al galeno:
-Doctor, si son 12.000, entonces no es mi caso; creo que aún me faltan muchas relaciones... mejor dicho aún me falta lanzar al aire y estallar muchos cohetes para llegar a esa cifra...
El médico lo mira por encima de las gafas y muy adusto le aclara:
-Ah... LOS QUE ESTALLAN EN LAS MANOS, TAMBIÉN CUENTAN...!
En la sala de cirugía están operando a un paciente, cuando entra el director de la clínica y grita:
-¡ESPEREN!... Detengan el trasplante que ha habido un rechazo!
-¿Un rechazo? ¿Del órgano implantado, Doctor? -pregunta le enfermera
-¡NO..! ¡Del Banco! ¡El cheque no tiene fondos!
La enfermera le dice al médico:
- Hay un hombre invisible en la sala de espera.
Y el doctor responde:
- Dígale que en este momento no puedo verlo.
Después de una larga enfermedad, la mujer muere y llega a los portones del Cielo.
Mientras espera por San Pedro, ella ve a través de las rejas a sus padres, amigos y a todos los que habían partido antes que ella, sentados a una mesa, apreciando un banquete maravilloso. Cuando San Pedro llega, ella le comenta:
- ¡Que lugar tan lindo! ¿Como hago para entrar?
- Yo voy a decir una palabra. Si Ud. la deletrea correctamente la primera vez, entra, si se equivoca, va directo al infierno, respondió él.
- OK, ¿cuál es la palabra?
- AMOR.
Ella la deletreó correctamente y pasó por los portones. Un año después, San Pedro le pidió que vigilase los portones aquel día. Para su sorpresa, aparece su marido.
- Hola! ¡Qué sorpresa! - dice ella.
- ¿Como estás?
- Ah!, pues he estado muy bien desde que falleciste. Me casé con aquella bella enfermera que te cuidó, gané la lotería y me hice millonario. Vendí la casa donde vivíamos y compré una mansión. Viajé con mi esposa por todo el mundo. Estábamos de vacaciones justamente cuando decidí ir a esquiar. Me caí..., el esquí me cayó en la cabeza y aquí estoy. ¿Como hago para entrar?
- Yo voy a decirte una palabra. Si la deletreas correctamente la primera vez puedes entrar, si no, vas directo al infierno -respondió ella.
- OK, ¿cual es la palabra?
- SCHWARZENEGGER.
Pepita, la enfermera, atiende la llamada telefónica que se está produciendo en la consulta.
- ¿Sí, dígame?
- ¿Oiga, el doctor Mata?
- Sí señor. ¿Qué desea?
- Anular la visita.
Resulta que 3 parejas recién casadas se van de luna de miel. Al día siguiente de la noche de bodas, los 3 hombres se reúnen en el lobby.

Le preguntan a uno como le fue y contesta: más o menos porque me casé con una enfermera, y a cada rato me decía "no se mueva por favor".

Entonces le preguntan lo mismo a otro: dice, no muy bien, porque me casé con una telefonista. Entonces toda la noche era "un momentito por favor".

Al final le preguntan al tercer hombre como le fue y contesta radiante de alegría: muy bien, es que yo me casé con una maestra que me pasó diciendo "repita por favor".
En el hospital el médico le dice a la enfermera:
- Está bien que le tenga usted miedo al contagio, señorita, pero eso de dispararles a los pacientes el supositorio desde lejos, y con cerbatana es pasarse.
Mi fantasía es estar con una enfermera, pero sé que debo ser paciente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información